El piloto madrileño de Dale Gas ha ganado por segundo año, y además de manera consecutiva, la muy competitiva Clio Cup española. Pese a los momentos de tensión dentro y fuera de la pista, de los Milagros sale con un nuevo título del Circuito de Navarra.

José Manuel de los Milagros ha hecho historia este fin de semana al proclamarse por segundo año consecutivo ganador de la Clio Cup española, siendo el primer piloto que lo logra en una monomarca Renault en nuestro país en sus más de cuarenta años de historia. El piloto de Dale Gas, que vencía la segunda carrera en Los Arcos, ha sabido jugar sus bazas para alzarse con el título.

Ya en los entrenamientos libres, de los Milagros fue el piloto de referencia al liderar ambas sesiones y aventajando en el global de los mismos a su gran rival por el título, el francés Nicolas Milan. En calificación, que decidiría las parrillas de salida de ambas carreras según el primer y segundo mejor registro logrado, el madrileño conseguía la tercera posición y la segunda respectivamente, merced a los tiempos de 1:57.710 y 1:57.810.

La primera de las carreras estaba programada este domingo con una duración diez vueltas. En ella, como el propio piloto de Dale Gas explica, “en la frenada intenté superar a Milan, aunque los dos nos pasamos y nos salimos de pista sin tocarnos siquiera. Yo conseguí, a pesar de perder algunas posiciones, reincorporarme a carrera por delante de él. En ese momento, Milan, que iba detrás, comenzó a golpear mi parachoques trasero hasta que en un momento dado chocamos y él se fue contra el muro”. De los Milagros conseguiría concluir la carrera en cuarta posición pero, una posterior sanción de los comisarios deportivos debido a una reclamación presentada por Milan, le costaba treinta y cinco segundos y con ello caer hasta el último lugar.

De esta forma, todo quedaba listo para resolución en la segunda carrera de mayor duración, dieciséis
vueltas, y en la que de los Milagros partiría segundo por detrás de su gran rival. Saliendo a por todas, el vigente campeón superaba a Milan en la primera vuelta y comenzaba a imprimir un fuerte ritmo para escaparse del francés. Éste, en su intento de no perder la estela del líder, cometería varios errores y siendo el definitivo un fallo al cambiar de marcha, pues rompía el motor. Con él fuera, de los Milagros se ha concentrado en defender su primera plaza y ha finalizado la carrera como ganador. Al bajarse del coche, un de los Milagros exultante explicaba que “es uno de los
momentos más felices de mi carrera deportiva. Ha sido un año muy complicado, de muchísima tensión tanto dentro como fuera de las pistas, y con carreras donde hubo maniobras que me perjudicaron bastante. Este título representa mucho para mí, pues ha sido fruto del trabajo no sólo mío, sino también de muchas otras personas. Toda la gente de Dale Gas, a todos los patrocinadores que creyeron en mí con su apoyo y a los amigos y aficionados que me hicieron llegar sus ánimos. Gracias a todos de corazón”.

Para de los Milagros, tras haber logrado el que era su principal objetivo deportivo de la temporada, y que se suma a las victorias en la Copa de España de Resistencia y en las 24 horas de Barcelona, llega el momento de afrontar el último tramo del año, donde el triunfo volverá a estar en sus miras.